Instituto Surgere

Presentación

José Rafael Palma Capetillo
Obispo Auxiliar de Yucatán

Presentación

Como puede constatarse, en las últimas décadas, tanto la psicología y la filosofía, como la espiritualidad y la moral cristiana han ido caminando juntas, no sólo en la actualización de un lenguaje común con términos cada vez más precisos y comprensibles para muchos, sino también han seguido una vía más humana e integral, motivando incesantemente a la superación, con una actitud de renovación permanente.

El tema de la vida nueva o resurrección -que a su vez es un mensaje fundamental para todos los que creemos en Cristo- tiene un sentido teológico profundo y primordial, que nos permite entrar a un misterio sumamente interesante y profundo de la dinámica de la vida, desde que nacemos hasta que pasamos a la verdadera eterna. Al respecto, son muy conocidos algunos textos, tales como: “En verdad les digo que si el grano de trigo sembrado en la tierra no muere, queda infecundo, pero si muere producirá mucho fruto” (Jn 12,24). “Por el bautismo fuimos sepultados con Cristo en su muerte, para que así como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros emprendamos una vida nueva” (Rm 6,4). “En aquel día se dirá: ‘Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara; alegrémonos y gocemos por la salvación que nos trae’ “ (Is 25,9). Estos pasajes bíblicos nos iluminan para asomarnos al contenido más importante de la obra redentora de Jesucristo: Resucitar con él.

Desde luego, la filosofía y la psicología tienen sus expresiones propias y su autonomía; sin embargo, sus aportaciones acerca de que hay que “morir para resucitar” son sumamente interesantes y alimentan la esperanza de efectos trascendentales y definitivos a favor de la persona humana y su comunidad.

El Instituto Surgere, Centro de formación humana y desarrollo personal, fundado por el Licenciado en Filosofía Juan Carlos Barradas Contreras y la Licenciada en Psicología Mildred Elena Barrios Matos, abre la puerta para una magnífica labor de conocimiento personal, reflexión y superación, que reconozco y apoyo.

Agradezco a Dios, junto con mis queridos amigos, Juan Carlos y Mildred, fundadores de este nuevo Instituto, que haya inspirado esta iniciativa, la cual seguramente será un firme cimiento para mujeres y hombres nuevos, constructores de una nueva humanidad.

Mérida, Yucatán, México. 4 de julio de 2008
Festividad de Nuestra Señora, Refugio de pecadores.

José Rafael Palma Capetillo Obispo Auxiliar de Yucatán

José Rafael Palma Capetillo

© 2009 Instituto Surgere, Todos los Derechos Reservados

Desarrollado por:

Alebrije Producciones